Síntesis del análisis de ICAN Sobre la primera reunión del Grupo de Trabajo de la ONU en Ginebra del 22 al 25 de febrero 2016.

posted in: Uncategorized | 0

 

ICANpic

Síntesis del análisis de ICAN
Sobre la primera reunión del Grupo de Trabajo de la ONU
en Ginebra del 22  al 25 de febrero 2016.

Tiempo de prohibir armas nucleares.

Prohibición de las Armas Nucleares
en el centro de los debates de la ONU sobre desarme

El recién formado grupo de trabajo de la ONU sobre desarme nuclear , conocido como “Grupo de Trabajo No Cerrado o concluyente” (Open-Ended Working Group – OEWG), completó la primera de sus tres sesiones la semana pasada. El mandato de la reunion o foro  llamó a los participantes a abordar la necesidad de nuevas medidas legales, provisiones y normas para lograr y mantener un mundo libre de armas nucleares. Los 90 gobiernos y las docenas de organizaciones de la sociedad civil presentes escucharon paneles de expertos y se envolvieron en una animada discusión sobre el momento creado por la iniciativa humanitaria sobre las consecuencias de las armas nucleares, y la necesidad y viabilidad de nuevos instrumentos que pudieran llenar el  llamado “ hueco legal” y sus riesgos inherentes relacionados a la continua posesión de armas nucleares.

El grupo de trabajo inició el lunes 22 de febrero, con observaciones del antiguo secretario general Kofi Annan, quien denunció la ausencia de progreso en foros existentes y reconoció el derecho de los Estados sin armas nucleares a cuestionar si la “arquitectura existente” (existing architecture) era suficiente para lograr un desarme nuclear. “El grupo de trabajo debería tener como objetivo activar a la opinión pública internacional y, yo sinceramente espero, derrumbar la parálisis que caracterizó y obstaculizó el debate sobre un desarme nuclear.”, dijo Annan.

A pesar de la ausencia en la reunión  de  los Estados poseedores de armas nucleares, la legitimación y credibilidad del foro nunca fue cuestionado seriamente. Cuando el debate se puso en marcha, fue claro que la propuesta sobre un  nuevo instrumento legal que prohíba las  armas nucleares era la prioridad de la agenda – aún sin la participación inicial de los países en posesión de armas nucleares-.

El grupo de trabajo se juntará de nuevo en mayo para su segunda sesión que será la más larga, ahí considerarán tanto propuestas y debates que surgieron en esta reunión, como documentos de trabajo  presentados por gobiernos y organizaciones de la sociedad civil.

En una declaración entregada en representación de los 440 socios-organizaciones de 98 países, la directora del ejecutiva de  ICAN (Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares) Beatrice Fihn, identificó muchos de los huecos legales que existen con respecto a las armas nucleares y urgió a los gobiernos considerar los caminos disponibles para salvar esos obstáculos a través de un nuevo instrumento obligatorio y legal.

Según ICAN, un nuevo instrumento legal que impida el desarrollo, la producción, prueba, transferencia, adquisición, el transito, almacenamiento, despliegue y uso de armas nucleares, así como la asistencia, el financiamiento, apoyo o la introducción de dichas actividades, tiene que llenar estos huecos urgentemente.

Fihn comentó la obligación de todos los países de trabajar para lograr este objetivo: “ Países sin armas nucleares no son simplemente animados a trabajar hacia el desarme nuclear sino son requeridos a hacerlo a pesar de la falta de los países en posesión de armas nucleares de hacerlo.”

Muchos países intervinieron a expresar su apoyo para la propuesta del llamado tratado de prohibición y la importancia de continuar con los esfuerzos para el hueco legal, incluso sin la participación de los países con armas nucleares, que han bloqueado todos los esfuerzos de acercarse a través de esfuerzos multilaterales al desarme nuclear en los últimos dos décadas, incluso en el contexto de un tratado de no-proliferación nuclear y la moribunda conferencia sobre desarme.

Entre los defensores de una prohibición, Brasil y Malaysia notaron que un tratado de prohibición  pudiera ser negociado ahora y ser parte de un esbozo más amplio que más tarde incluya provisiones para la eliminación verificada de reservas. Brasil argumentó que un tratado de prohibición tendría el merito de estar “abierto para todos y bloqueable por nadie”. Propuso que el equipo de trabajo de la ONU considerara elementos para incluir un Tratado así.

Por otro lado del debate  algunos países se propusieron construir medidas de confianza en bloques más modestos,  medidas que en gran parte consisten en las propuestas existentes  que fueron debilitando o bloqueando las decisiones en los foros del Tratado de No Prolifereacion Nuclear  o que dependen de estados en posesión de armas nucleares para tener éxito. Estos países advirtieron de no llegar a  propuestas que pudieran seguir aislando a los países con armas nucleares y en su opinión seguir desestabilizando  al Tratado de No Proliferación Nuclear. Estas opiniones fueron manifestadas principalmente por Estados que pertenecen a alianzas militares con Estados con armas nucleares.

El grupo de trabajo (OEWG) se reencontrará en mayo (del 2 al 15) para buscar desarrollar las diferentes medidas legales más detalladamente. La agenda de la próxima sesión será anunciada en abril por el presidente del Grupo, embajador Thani Thongphakdi de Tailandia. Para la siguiente sesión ICAN tiene la intención de seguir demostrando que la mayoría de los países apoya la creación de  un Tratado que prohíba las  Armas Nucleares.

 

Escucha el nuevo podcast de ICAN sobre la primera ronda de conversaciones en Naciones Unidas para la prohibición de las armas nucleares.

Podcast