Sobre el Tratado de Armas

posted in: Uncategorized | 0

¿Sabías que hay un tratado de comercio de armas firmado por México?
En el grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre implementación efectiva del tratado de armas organizaciones de la sociedad civil articulada en CONTROL ARMS condenamos las transferencias de armas del gobierno británico a Arabia Saudita.

Aquí puedes leer el pronunciamiento sobre el Tratado de Armas:
Control Arms considera que los artículos 6 y 7 sobre las prohibiciones y las evaluaciones del riesgo son el núcleo del Tratado sobre Comercio de Armas (TCA/ATT en inglés). Es la aplicación robusta de estos artículos que directamente ayuda a cumplir con el objetivo del TCA de “reducir el sufrimiento humano”.

Ahora, en Londres, se está llevando a cabo un caso de revisión judicial, donde la Suprema Corte del Reino Unido se está reuniendo para determinar la legalidad de las transferencias de armas del gobierno británico a Arabia Saudíta en medio del actual conflicto armado en Yemen. Esto sigue al desafío legal por la campaña de la ONG del Reino Unido contra del comercio de armas. Muchos, entre ellos las Naciones Unidas, han condenado los ataques aéreos de la Coalición dirigidos por Arabia Saudita en Yemen como violaciones graves del derecho internacional humanitario. Escuelas, hogares, hospitales, suministros de alimentos e infraestructura vital han sido destruidos por ataques aéreos en Yemen. Un total de 18,8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria. Casi medio millón de niños necesitan tratamiento por la desnutrición muy aguda. La crisis humanitaria es catastrófica y sigue empeorando.
16508554_10154969444738784_5067088148523816379_n
La principal responsabilidad de los crímenes de guerra cometidos en Yemen recae en los participantes, sean Houthi o miembros de la coalición dirigida por Arabia Saudita o cualquier otro combatiente. Pero es ilegal que los Estados Partes y los signatarios del TCA transfieran armas cuando saben que las armas serán utilizadas para cometer esos crímenes. E incluso si los Estados insisten en que no tienen conocimiento de ello, es un riesgo primordial el que las armas utilizadas sirvan para cometer o facilitar violaciones graves de los derechos humanos y del derecho humanitario. Aunque es alentador que algunos Estados, entre ellos Bélgica, Dinamarca, los Países Bajos, Suecia y Suiza, hayan adoptado medidas para enmendar sus políticas de exportación con respecto al conflicto de Yemen, es muy preocupante que algunos Estados Partes, signatarios y aspirantes, Francia, Reino Unido y Estados Unidos siguen autorizando transferencias de armas a Arabia Saudita en este contexto. Apoyamos la declaración del ex Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, de que “los ataques aéreos de la Coalición en particular siguen golpeando hospitales, escuelas, mezquitas e infraestructura civil. Necesitamos que los Estados que son parte en el TCA sirvan de ejemplo para cumplir con uno de los propósitos principales del tratado: controlar las corrientes de armas a los actores que puedan utilizarlas de manera que violen el derecho internacional humanitario “. Es una situación de precariedad que las ONGs deban acudir a los tribunales en un esfuerzo por obligar a un gobierno a cumplir sus obligaciones legales. Como sociedad civil, seguiremos trabajando para que todos los gobiernos se den cuenta en todo el mundo y aboguemos por impedir las transferencias de armas que continúen viendo a civiles muertos, mutilados, desamparados y que sus esperanzas y sueños se rompan. Los Estados Partes están obligados a hacer más para evitar estas imprudentes transferencias de armas. Concluimos con las palabras de un niño de 14 años en San’a, Yemen: “Vamos a dormir por la noche sin saber si nos despertaremos vivos.” Esta es seguramente una situación que el ATT ha sido diseñado para prevenir, y es deber de Todos los Estados Partes el cumplir con las obligaciones y objetivos del Tratado y en tomar medidas para reducir el sufrimiento humano”.