Salvar vidas

Salvar vidas

Fotos: Ralf Schlesener

 

El Tratado sobre el Comercio de Armas está en su tercer año y los estados partes (ratificadores y signatarios) se reunieron esta semana en Ginebra para discutir sus avances y retos. La sociedad civil, también estamos presentes para recordarles el objetivo principal del tratado: disminuir el sufrimiento humano.

El primer día de la conferencia, los activistas y miembros de la Sociedad Civil nos reunimos en frente de las Naciones Unidas para recordarles a todos el sufrimiento que se vive en lugares como Yemen, Honduras, Papua Nueva Guinea, Afganistán y Sudan del Sur.

La conferencia empezó por la sesión de alto nivel, con la intervención de Radhya al-Mutawakel en representación de la sociedad civil. “Tal vez no sepan de las víctimas civiles o de lo que está pasando en Yemen. Desafortunadamente, muchos yemenís han llegado a conocer sus países a través de las armas cuales han destruido sus casas y matado sus familias,” les dijo a los delegados de más de 100 países.

36358171213_80fcf04dd6_z

México, dio una declaración apoyada por parte de 12 países con base a la Declaración de Lima, mencionando los artículos 6 y 7 del TCA para llamar a un paro de las transferencias de armas a Venezuela hasta que el país se haya estabilizado. Costa Rica apoyo la declaración y añadió: “En Yemen, Siria, y en nuestra región la matanza continua. Costa Rica está preocupado por la situación en Venezuela. Pedimos, en virtud de los artículos 6 y 7 del TCA que los países no transfieren armas a Venezuela.”

Varios países incluyendo México destacaron el papel clave de la Sociedad civil en los procesos de implementación del tratado.

Se habló de las relaciones entre la buena implementación del TCA y el lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenibles.

El tema de la violencia de género en relación con las transferencias y el uso de armas en zonas de conflicto, así como en otros contextos.

México y otros países llamarón la atención a la necesidad de transparencia en la implementación y al informar sobre el Tratado.

En el tema de implementación, en el cual México tomó un papel protagónico en los grupos de trabajo, se mencionó el tema del desvió y los mecanismos que se pueden implementar para reducir el riesgo de que las armas lleguen en las manos incorrectas. “El control efectivo es un imperativo humanitario” dijo el delegado de México.

A cerca del tema de las coincidencias entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el TCA, organizaciones de la sociedad civil demostraron que el respeto del TCA es indispensable para lograr un desarrollo descrito en los ODS. “Hay alguien sentado en esta sala quien suministra armas a los combatientes en Yemen que piensa que han mejorado la seguridad y el desarrollo de Yemen?” interpeló la Sra Karimi de Oxfam. “Yemen hubiera tenido dificultad a lograr los ODS antes pero ahora, los objetivos de salud, agua limpia, o cualquier otro ODS está fuera de alcance hasta que los combates parren.”

El tercer día de la conferencia fue dedicado a la revisión de los informes. México expresó la necesidad de desarrollar un sistema de socialización de información entre los países de la misma región para la prevención del desvío de armas. A cerca de los informes, Folade Mutota por parte de Control Arms, recordó a los estados partes los cuatro elementos indispensables a los informes: “Deben estar a tiempo. Deben ser entendibles. Deben ser exactos. Y deben ser públicos. Si los estados partes pueden lograr estos cuatro simples pasos, estaremos en buen camino para llegar a la transparencia tan necesitada en este mundo.”

37065116311_9ea65f2dff_z

Control Arms llamó los estados a que hagan del TCA una realidad para las millones de personas que sufren por culpa de la violencia armada. La delegación de los jóvenes de Suiza recordó a los delegados que los jóvenes tienen un papel importante en la implementación del TCA y deberían poder participar en el proceso.